¿Estás sufriendo de Fatiga Pandémica?

Cansancio, agotamiento y frustración son algunas de las palabras que pueden identificar a más de una persona en el transcurso de éste año, que aunque se le tilda de nuevo, sigue teniendo consigo una realidad que nos hubiese gustado fuese cosa del pasado, como lo es: la pandemia del coronavirus.



Con el anhelo de despedir un año, muchos centraron su esperanza en también despedir una realidad histórica que nos tomó por sorpresa y nos obligó a estar en cuarentena y con ella, a distanciarnos de lo que conocíamos, y adentrarnos a un mundo no tan conocido para todos como lo son las clases virtuales, el teletrabajo o HomeOffice, la permanencia de más tiempo en casa, y crear hábitos nuevos donde la recreación fuera de casa está condicionada al uso de tapabocas y demás medidas de bioseguridad.


"Fatiga Pandémica" llamó recientemente la OMS al cansancio derivado del agotamiento que creó la hipervigilancia por evitar caer enfermos, la presión por la situación económica, la incertidumbre de cuándo acabará la pandemia, más la privación de libertad para disfrutar actividades cotidianas fuera de casa.


2021 se perfiló como el año de conseguir todas las metas que no se lograron en el 2020 y ya la realidad nos está demostrando que no será tan sencillo por una situación externa. Ahora bien, éste desgaste por la pandemia trae consigo síntomas de ansiedad, estrés y depresión que hacen mucho más cuesta arriba la posiblidad de "reinventarnos" y justamente por ésto, nuestra mente suele darle apertura a las comparaciones con otros, haciéndonos creer que los otros sí pueden lograr cosas y que nosotros estamos estancados perdiendo el tiempo.


Dichas comparaciones resultan ser muy injustas porque cada realidad es única y la vida no debería ser una competencia por quién logra más o quién lo logra primero. En éste sentido conviene entender que NO SOMOS MALAS personas por sentirnos tristes, agobiados, cansados, fatigados, sin la motivación para hacer las cosas que nos gustaría y demás.


Siendo objetivos, además de que la debilidad es justamente una secuela del coronavirus, nuestra mente también está cansada del constante uso del tapabocas, de la distancia social, de las restricciones, del teletrabajo y de todo lo que no se esperaba, por eso, aunque nos lleve a pensar que otros están mucho mejor, la realidad es que todos vamos atravesando el mismo camino con las herramientas que tenemos o podemos.



Por ésto, conviene tener presente algunas recomendaciones:


1. Evitar cuestionarnos, juzgarnos, castigarnos o culparnos por experimentar sentimientos de ansiedad o tristeza, entendiendo que nuestra mente está respondiendo a un malestar que vivenciamos y eso lo hace una mente sana, raro sería no experimentar tales emociones.


2. Cambiar los primeros pensamientos de la mañana, y en lugar de que sean una constante preocupación por la hora, el trabajo, los niños, se dediquen al agradecimiento por 3 cosas que nos hagan sentir bienestar, por ejemplo: por poder respirar, haber tenido un lugar para descansar y estar con personas importantes.


3. Incluir en nuestra dieta de forma consciente alimentos como el plátano maduro, las lentejas, pescados, leche, yogur y otros, teniendo presente que éstos nos ayudarán en la ingesta de un aminoácido llamado triptófano que desempeña un papel fundamental en el funcionamiento del sistema nervioso, el sueño y el estado de ánimo. En otras palabras, sin triptófano no hay producción de serotonina, y ésta es conocida como la hormona de la felicidad. La alimentación, unida al ejercicio físico potenciará el efecto de bienestar en nuestro cuerpo.


Finalizando, conviene resaltar que si la tristeza persiste y se torna una constante pasando a ser entonces ya un episodio depresivo, la ansiedad se torna parte del día a día, incluso llegando a manifestarse como ataques de pánico, el estrés genera alteraciones en el funcionamiento de nuestro cuerpo y cuesta llevar a cabo a cabo éstas recomendaciones o se considera que no son suficientes, la invitación siempre estará abierta a que acudamos a un profesional de la salud mental que ejecute un análisis de caso único y pueda implementar las mejores herramientas para promover nuestro bienestar.


"Amarnos debe ser la prioridad en éste momento, porque mirar al rededor es muy fácil, mirar hacia nosotros, no tanto. Que nuestro bienestar sea la prioridad va a generar que tengamos una vida mucho más plena y mucho más feliz, recordando siempre que no hay salud, sin salud mental."


María Méndez

Licenciada en Psicología. Mención Clínica

Mención Honorífica Cum Laude.

Trabajo especial de grado dedicado al estudio de la Ansiedad.

Universidad Central de Venezuela


Estudios posteriores

Regulación Emocional basado en Mindfulness

Universidad Autónoma de Madrid


Puedes contactar a la Psicóloga María Méndez, para atención psicológica online de casos individuales, parejas y familias desde cualquier parte del mundo 🌎 a través de su cuenta en IG: @psicomejora.si

 

La Psicóloga María Méndez también estuvo con nosotros en #LaConexiónRadio!

Puedes ver su entrevista completa aquí:



Puedes contactar a la Psicóloga María Méndez, para atención psicológica online de casos individuales, parejas y familias desde cualquier parte del mundo 🌎 a través de su cuenta en IG: @psicomejora.si

33 views0 comments